Lee la palabra

La fraternidad

“Si mi pueblo, que lleva mi nombre, se humilla y ora, y me busca y abandona su mala conducta, yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré su pecado y restauraré su tierra.”

2 Crónicas 7:14

Reflexiona

Poco a poco hemos perdido de vista cuán importante es mantenernos unidos como hermanos. En estos tiempos resulta difícil prestar la suficiente atención a lo que pasa a nuestro alrededor. Estamos mucho más preocupados por cosas superficiales, que por cómo la está pasando nuestro prójimos. Así, niños que duermen en las calles, personas sin ningún acceso a la educación, gente enferma que no puede atenderse en un hospital, se transforman en “hechos cotidianos”, en situaciones que -como suceden todos los días, no merecen nuestra acción.

Muchas veces esa falta de atención no se relaciona con un acto de maldad por nuestra parte, sino en falta de compromiso. Quizás, nos sentimos abrumados por lo mucho que hay por hacer y no sabemos cómo empezar, o cómo abordarlo. Lo cierto es que con tan solo un pequeño gesto seguramente podamos cambiar un poco la realidad, por lo menos, aquella que le toca vivir de cerca a muchos que no tienen otras opciones. Dios nos recompensará si somos más compasivos y solidarios y apartamos la vista solo de nuestras necesidades. Nuestro Señor será el encargado de velar por nosotros y por nuestros hermanos, pero debemos colaborar como hijos fieles y brindar nuestra ayuda siempre que podamos hacerlo.

Reza y reflexiona los versículos
de la biblia diariamente

Suscríbete gratis

¿Te ha gustado?

Comparte estas reflexiones con las personas especiales que aprecian la Palabra del Señor

Más versículos para reflexionar