Lee la palabra

Evaluar nuestras conductas

“Nunca se aparten de ti la misericordia y la verdad; átalas a tu cuello, escríbelas en la tabla de tu corazón; y hallarás gracia y buena opinión ante los ojos de Dios y de los hombres.”

Proverbios 3:3-4

Reflexiona

En ocasiones postergamos nuestras responsabilidades por tener el deseo de salir con amigos, de disfrutar de una película, de viajar a conocer un país diferente. Solemos anteponer aquello que nos da bienestar automáticos a cuestiones que requieren de nosotros un compromiso mayor o un momento de silencio, como el hecho de rezar. A veces perdemos de vista que ese rato de conversación con Dios será también una fuente de alegría y que solo con unos minutos en la jornada, nuestro espíritu estará renovado y contento.

Nuestro deberes y obligaciones siempre pesarán más que los placeres mundanos. Tendremos que estar dispuestos a pasar más tiempo con Dios, a servirle a Nuestro Padre y a nuestros hermanos ante cualquier cosa que se pueda presentar. No darle la suficiente atención a lo verdaderamente importante puede llevarnos por un camino sin retorno. Porque solo en la conversación con el Señor podremos ser conscientes de nuestros aciertos y errores, comprender a quién hemos ofendido e ir por su perdón, agradecer a quienes nos han ayudado o han sido solidarios con nosotros. Todo eso se mostrará claro en nuestra charla con Dios, de lo contrario, nos manejaremos en nuestras vidas ignorando muchos detalles valiosos para nuestro crecimiento.

Reza y reflexiona los versículos
de la biblia diariamente

Suscríbete gratis

¿Te ha gustado?

Comparte estas reflexiones con las personas especiales que aprecian la Palabra del Señor

Más versículos para reflexionar