Lee la palabra

Considerar al prójimo

“Que el Señor nuestro Dios esté con nosotros, como estuvo con nuestros antepasados; que nunca nos deje ni nos abandone.”

1 Reyes 8:57

Reflexiona

Cuando volvemos a casa cansados por un día largo de actividades o trabajo podemos cometer un error grave. Cargar con nuestro hastío por algo que nos salió de otra forma a la que esperábamos, esa asignatura que reprobamos, un acuerdo con un cliente que no pudo cerrarse, un malentendido con un amigo. Todas esas situaciones pueden hacernos sentir impotentes y aquello puede traducirse en enojo. Los blancos al alcance al ingresar al hogar suelen ser nuestros propios familiares, quienes hasta el momento de nuestra llegada seguramente se encontraban ajenos a lo que nos sucedió en el transcurso del día.

A nadie le gusta recibir malos tratos o ser el espejo para que el otro descargue su frustración.

Por eso es importante que nos tomemos unos minutos para reflexionar sobre lo sucedido y conversemos con Dios, para que Él nos ayude a alivianar la carga. Debemos hablar de la forma en que a los otros les guste escucharnos y oír de tal manera que nuestro prójimo se sienta cómodo para conversar con nosotros. Si nuestros vínculos más cercanos reciben permanentemente nuestro malestar, o son testigos sólo de nuestras frustraciones, el espacio para compartir las alegrías y buenos momentos será cada vez menor.

Reza y reflexiona los versículos
de la biblia diariamente

Suscríbete gratis

¿Te ha gustado?

Comparte estas reflexiones con las personas especiales que aprecian la Palabra del Señor

Más versículos para reflexionar