Publicidad
1 - Lee la palabra

Vale el esfuerzo

“Hagan lo que hagan, trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo, conscientes de que el Señor los recompensará con la herencia. Ustedes sirven a Cristo el Señor.”
Colosenses 3:23-24
Publicidad
2 - Reflexiona
Cuando nos encontramos cansados y fastidiosos podemos comenzar a hacernos preguntas y cuestionarnos el tiempo y el esfuerzo que realizamos para lograrlo. Hay tareas en nuestro proceso de aprendizaje o en nuestro camino para lograr una meta que pueden no resultarnos agradables. Algunas de esas tareas nos costarán más que otras: más concentración, más tiempo, más entrega. Podemos preguntarnos: “¿Vale la pena?”, cuando en realidad deberíamos hablar de esfuerzo y no de pena. La pena no tendría que estar presente en un plan que nos dará grandes resultados o que nos llenará de regocijo.



La recompensa será dada por Nuestro Padre. Seguramente tendremos que dejar a un lado otros momentos que nos resulten más divertidos como disfrutar con amigos o compartir tiempo en familia. Pero no debemos olvidarnos de nuestra meta y de cuán alegres nos sentiremos al lograrla. Dios estará presente en todo el trayecto, con su palabra de aliento cuando estemos tentados a abandonar el proyecto, y con su gracia cuando lo finalicemos. Porque sólo Él será testigo de nuestras renuncias para llegar a la meta, y retribuirá nuestro esfuerzo con armonía, descanso y alegría. Es normal querer dejarlo todo por la mitad cuando nos encontramos sin fuerzas para seguir, pero la recompensa de Nuestro Señor será grande y será aún mayor que nuestras ganas de abandonar.

Suscríbete gratis



Publicidad

Sin la palabra SáB 17

Sin la palabra de nuestros seres queridos muchas veces podemos perder nuestro foco de acción. Deambulamos perdidos cuando nuestros objetivos no son lo ...
Leer

Generoso en su corazón VIE 16

Mi familia siempre había sido bendecida con alimentos en nuestra mesa. Mis padres tenían un muy buen pasar, eran profesionales dedicados, reconocidos ...
Leer

Los ideales para el Señor JUE 15

Muchos podemos confundir cuáles son nuestras situaciones ideales en la vida. Tener una casa hermosa, el auto último modelo, el mejor puesto en la oficina, ...
Leer

Evitar castigarnos MIé 14

Muchas veces cuando cometemos errores solemos ser demasiado severos con nosotros mismos. Recorremos el camino una y otra vez pensando en qué punto fallamos y ...
Leer

Dispuestos a la ayuda MAR 13

En tiempos en los que cada uno se ocupa de sus propios asuntos y pocos logran involucrarse realmente con lo que sucede a sus alrededores. Todos debemos querer ...
Leer

Los ángeles están entre nosotros LUN 12

Todo lo que hacemos por nuestros hermanos, lo hacemos por nuestro Dios, y será recibido por Él. No conocemos a todas las personas que nos necesitan, ni ...
Leer