Publicidad
1 - Lee la palabra

Descansar lo suficiente

“Y Dios puede hacer que toda gracia abunde para ustedes, de manera que siempre, en toda circunstancia, tengan todo lo necesario, y toda buena obra abunde en ustedes.”
2 Corintios 9:8
Publicidad
2 - Reflexiona
El ritmo de vida que llevamos a diario en nuestras sociedades hace que muchas veces no tengamos un correcto descanso. Pero éste no se trata solo de dormir bien por las noches, ni de respetar las rutinas de sueño, sino que abarca algo mayor. Descansar correctamente tiene más que ver con poder realmente confiar en Dios y entregarnos a su voluntad divina. Así como está escrito: si no podemos dejar nuestras responsabilidades por un momento y atender nuestras necesidades cristianas ni comparecer ante Nuestro Padre Celestial nada tendrá sentido. Ni en dinero que ganamos, ni las amistades que logramos conformar, ni el techo que protege a nuestro hogar. Si no estrechamos un lazo valedero con Dios, no habrá nada por qué seguir.



Muchas veces nos creemos omnipotentes y pensamos que nada ni nadie podrá detenernos. No conversamos a diario con Dios, y casi nos olvidamos de su existencia. Estar tan desarraigados de nuestra vocación cristiana sólo traerá tormento. Hacer a un lado a nuestro propio orgullo y reconocernos en error, en necesidad y pidiendo a Nuestro Padre lo que en verdad anhelamos: su amor y protección. Él será el encargado de brindarnos la tranquilidad precisa para seguir adelante, el consejo por el que no logramos elevarnos es nuestra propia soberbia.

Suscríbete gratis



Publicidad

Subiendo hacia tu destino DOM 16

Cuando una congregación crece, suele haber “cargos” que debemos delegar y por consiguiente necesitamos personas a la altura de las circunstancias, porque ...
Leer

La hipocresía del pecado SáB 15

Si nosotros deseamos andar por los senderos de la Justicia y la Verdad, entonces debemos tener nuestro corazón abierto y puro hacia el Espíritu Santo y la ...
Leer

Tener a Jesús de nuestro lado VIE 14

Si de nuestro lado contamos con el amor, la esperanza y la fuerza de nuestro salvador Jesucristo,tenemos que dejar de lado el sufrimiento y ponernos de pie. ...
Leer

¿Dónde encuentro a mi Dios? JUE 13

Me encontraba en plena confusión y oscuridad, ya ni los ánimos que trataban de darme mis hermanos podían sacarme ese dolor. Había perdido toda esperanza de ...
Leer

Las distracciones MIé 12

Reaccionamos de diferentes maneras cuando estamos desviando la atención: nos llenamos de actividades, nos reunimos con muchas personas y asumimos una infinidad...
Leer

Aislados MAR 11

Los días se habían vuelto ya solitarios en ese trabajo, el almuerzo era a veces una comida rápida frente a un monitor que me recibía todas las mañanas. No ...
Leer