Lee la palabra

Preservar nuestra energía

“Porque yo sé muy bien los planes que tengo para ustedes —afirma el Señor—, planes de bienestar y no de calamidad, a fin de darles un futuro y una esperanza.”

Jeremías 29:11

Reflexiona

¿Les ha pasado que llegan a casa extenuados? Muchas veces el hecho de repetir nuestras rutinas una y otra vez nos deja mentalmente agotados. Ya sin fuerzas siquiera para compartir nuestro día con la familia al momento de la cena, quizás hasta nos vamos a la cama sin despedirnos. Asumimos tareas que luego nos cuesta concretar, nos hacemos cargo de cuestiones que no deberían ser responsabilidad nuestra y fácilmente perdemos el foco de lo que es en verdad importante. No prestamos atención a cómo nos estamos conduciendo, y mucho menos, a cómo eso comienza a impactar en nuestros hermanos.

Cuando estamos siendo arrastrados por el ritmo que nos impusimos alcanzar, podemos dejar de lado aquello que nos hace realmente bien. El único que nos podrá otorgar la calma de nuevo es Nuestro Señor. Porque solo Él será testigo del esfuerzo y de la forma en la que nos proponemos día a día ser mejores cristianos. En silencio, estará observando cada una de nuestras decisiones y nos recompensará brindándonos tranquilidad para que no nos aborde un sentimiento abrumador. Lo cotidiano puede envolvernos en dinámicas donde creemos que todo es urgente y que nada puede esperar, y tomándonos un minuto para reflexionar y estar con Dios, no dará la claridad necesaria para abordar los diferentes temas.

Reza y reflexiona los versículos
de la biblia diariamente

Suscríbete gratis

¿Te ha gustado?

Comparte estas reflexiones con las personas especiales que aprecian la Palabra del Señor

Más versículos para reflexionar